Algarve. Un planazo para este verano. Portugal

Si la crisis les ha fastidiado sus planes de viaje no se preocupen: Portugal llega al rescate. El Algarve se presenta como una excelente alternativa para emplear nuestro verano. Una naturaleza sorprendente, decenas de playas maravillosas, una exquisita gastronomía… y todo a un pasito de casa. Si además unimos a lo anterior las espectaculares ofertas de alojamiento que nos ofrece el grupo Pousadas de Portugal, el resultado es un viaje prácticamente perfecto.

CRUZANDO LA FRONTERA

A escasos kilómetros del río Guadiana –que hace las veces de frontera natural entre España y Portugal por estos lares– se encuentra el que será nuestro primer punto de contacto con el Algarve y con los alojamientos del grupo Pousadas de Portugal: Tavira. Esta pequeña ciudad, que vive fundamentalmente de la pesca y del turismo, es un lugar excelente para aterrizar en el Algarve y comenzar a sumergirse en su filosofía y en su ritmo de vida. Con orígenes romanos y pasado musulmán –del que es prueba evidente su imponente castillo–, Tavira es famosa por la gran cantidad de iglesias que alberga. La más importante es la de Santa María do Castelo, construida en la parte alta de la ciudad –junto a su castillo– durante el siglo XIII, probablemente sobre los restos de una antigua mezquita.

En su interior alberga la tumba de Paio Peres Correia, un valeroso caballero de la Orden de Santiago que jugó un papel decisivo en la reconquista cristiana del Algarve y del sur de España. Pero paseando por la ciudad, separada por el río Gilão en dos núcleos unidos por varios puentes, encontraremos más e una decena de templos.

Tavira también destaca por sus playas, pero curiosamente las mejores del municipio no se ubican sobre la costa continental, sino en una gran barra de arena que corre paralela a ella y que se conoce como la Isla de Tavira.

Aquí encontrarán no sólo una interminable playa de fina arena dorada, sino también multitud de restaurantes –como “Zé Maria”– en los que podrán degustar a buen precio los excelentes pescados y mariscos de la zona, entre ellos langostinos y carabineros de tamaño increíble, y riquísimas sardinas a la brasa. Y llegada la hora de reponer fuerzas, nada como la Pousada de Tavira –ubicada en el antiguo Convento de Graça–, un estupendo hotel de lujo que nos ofrece 36 habitaciones y cinco maravillosas suites, así como una cuidada oferta gastronómica y una piscina inolvidable que nos hará, a ratos, olvidarnos de la mismísima playa.

 

EL CORAZÓN DEL ALGARVE

Entre Tavira y nuestra última etapa, Sagres, se extiende prácticamente todo el Algarve. Por eso es aconsejable elegir una base de operaciones en la que todo nos quede a mano, y ésa es sin duda la Pousada de Estoi. Esta pousada se encuentra muy cerca de Faro –la ciudad que alberga el aeropuerto internacional al que llegan todos los vuelos que tienen como destino el Algarve–, de modo que también se la conoce como Pousada de Faro-Palacio de Estoi.

Este maravilloso palacio del siglo XIX que perteneció al Vizconde de Estoi ha sido rehabilitado por el famoso arquitecto portugués Gonçalo Byrne para albergar uno de los hoteles con más encanto del grupo Pousadas de Portugal. Ofrece un total de 60 habitaciones y tres suites, amplias, muy confortables y perfectamente equipadas, que se complementan a la perfección con una maravillosa piscina y con los jardines de estilo Versalles que rodean la finca –todavía en proceso de rehabilitación, al igual que el Pabellón del Té–.

Hay que matizar que la Pousadas de Portugal constituyen un tipo de alojamiento muy similar a nuestros Paradores y que, del mismo modo que éstos, se ubican a veces en edificios históricos rehabilitados. Es el caso de esta Pousada de Estoi, que nos ofrece todos los encantos de alojarnos en un auténtico palacio, aderezados con las comodidades y los lujos propios de un hotel moderno.

Entre ellos destaca también la gastronomía, muy cuidada en todos los establecimientos del grupo y que aquí nos propone algunos platos muy típicos de la región como la deliciosa cataplana, un estupendo guiso a base de mariscos y pescados realizado en un curioso recipiente ovalado. Desde aquí podremos explorar cómodamente algunos de los puntos más interesantes de esta parte de la costa portuguesa, como Portimão –donde se encuentran la estupenda playa da Rocha y la Fortaleza de Santa Catarina de Ribamar–, Albufeira, Faro y Vilamoura –lo más parecido a Marbella que podemos encontrar en la costa portuguesa–, entre los que se reparten también magníficas playas como las de Alvor, Santa Eulália o Falésia, entre otras muchas.

 

 

HACIA EL CABO DE SAN VICENTE

Continuando viaje por la costa hacia el oeste llegamos hasta Sagres, lugar donde encontramos el tercerhotel que el grupo Pousadas de Portugal tiene en el Algarve. La Pousada do Infante se enfrenta a vertiginosos acantilados que se hunden en un Atlántico infinito. Aquí nos aguardan un total de 51 habitaciones, todas –excepto tres– con magníficas vistas al mar y balcón privado. De nuevo encontramos lujos comunes con otras pousadas, como una estupenda gastronomía y una maravillosa piscina. Desde aquí también podemos realizar interesantes excursiones para conocer la región, entre las que destaca el Cabo de San Vicente –el punto más suroccidental del continente europeo–, un entorno marcado por acantilados desnudos coronados por un coqueto faro, donde se narra la historia del Infante Don Henrique y de las expediciones que comandó durante el siglo XV. Un final a medida para una magnífica escapada veraniega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Shop By Department