Heron Island, Australia

Allí donde el azul y el verde se funden a la perfección en un universo donde reina el coral, pequeños islotes asoman su perfil disimuladamente entre el manto acuático. Pero ninguno es como Heron. Pocos en el planeta pueden presumir de alojar un resort de ensueño en un parque nacional que, en este caso, no es otro que la Gran Barrera australiana

Ayers Rock Sagrado corazón aborigen. Australia

Se dice que el corazón humano es ingobernable. En el desértico centro de Australia palpita con fuerza un corazón que, como todos, despierta pasiones desenfrenadas y sentimientos inolvidables. Una gran roca que es para los aborígenes como un templo sagrado donde late todo un pasado cultural. Para nosotros, los turistas, es un prodigio de la naturaleza que nos conmueve. Todos los corazones son incorregibles.